Sobre mí

Nací en la ciudad de Granada un 4 de julio de 1991 y crecí en un pueblo costero de la provincia de Almería. Desde bien pequeñita he sido muy sensible e inconformista. Desde niña, sentía la necesidad de cambiar el mundo en el que vivía... Cuestionaba todo, me encantaba aprender y era muy curiosa. 

Nunca tuve una clara aspiración profesional y cada poco tiempo cambiaba la idea de aquello a lo que me quería dedicar. Veterinaria, escritora, maestra, periodista, locutora de radio... fueron algunas de mis aspiraciones. Me apasionaban la escritura y la comunicación, pero extrañamente no me formé por la rama de las letras, sino en ciencias de la salud. 

Con 18 años, llegó el momento de elegir carrera universitaria y me matriculé en una Diplomatura en logopedia. Acabé mis estudios en 2012, con 21 años, y enseguida me colegié profesionalmente y comencé a trabajar como logopeda en una clínica y en diferentes asociaciones. Durante este tiempo continué compatibilizando trabajo y formación. Fueron tiempos de mucho esfuerzo y sacrificio en mi afán de crecer profesionalmente. 

En 2013, decidí matricularme en un ciclo superior de integración social, una experiencia que transformó mi vida en todos los sentidos. Reconecté con aquello que me apasionaba y me llenaba de vida: mis ganas de cambiar el mundo.  Descubrí que era posible lograr aquello que había soñado desde pequeña. Reconocí mis talentos y mi verdadera vocación: emprender. Me sentía entusiasmada por la posibilidad de expandir mi creatividad y realizar mis propios proyectos, por lo que pasé a la acción y decidí continuar ofreciendo mis servicios como autónoma. 

En 2016, un centro de educación infantil me abre sus puertas e iniciamos una colaboración en la que me hago responsable del servicio de atención temprana del centro, así como de la puesta en marcha de la escuela de verano y diversos talleres infantiles grupales. 

A lo largo del tiempo, continué formándome (en Terapia Miofuncional, Atención Temprana, daño cognitivo, demencias, alzheimer...) y trabajando con diferentes colectivos: mayores, migrantes, personas con diversidad funcional, adolescentes e infancia.

Durante unos años me dediqué principalmente a la terapia infantil a la misma vez que la vida me fue llevando a comenzar a investigar sobre salud hormonal, sexualidad, feminismo e iniciar un potente proceso de crecimiento y transformación personal. Me lancé a divulgar en redes sociales sobre mi experiencia y me dí cuenta de lo necesario que era compartir mis aprendizajes con otras mujeres; por lo que decidí formarme como terapeuta menstrual y especialista en empoderamiento feminista de la mujer. 

En 2019 amplié mis servicios: comencé a acompañar a mujeres en sesiones individuales y a facilitar encuentros/talleres grupales en relación a la ciclicidad, la salud autogestiva, el autocuidado y el bienestar natural... En 2020, nace mi proyecto Tribu lectora un espacio de aprendizaje y lectura feminista creado para mujeres.

Actualmente me dedico a lo que más me apasiona compaginando diversos proyectos, siguiendo mi vocación, reinventándome continuamente y dejándome llevar por mi inquietud y curiosidad.