Sobre mí


Me llamo Patricia, nací en la ciudad de Granada un 4 de julio de 1991 y crecí en un pueblo costero de Almería. Desde bien pequeñita he sido una persona muy sensible, inconformista y comprometida con la justicia social. Desde niña sentía la necesidad de cambiar el mundo en el que vivía y posicionarme al lado de los seres más vulnerables. Cuestionaba todo, me encantaba aprender y era muy curiosa.

Hoy día, siguiendo mi vocación, soy emprendedora e intento con mi trabajo, hacer de este mundo un lugar mejor. Me dedico a la creación de proyectos que puedan contribuir a la transformación social y el desarrollo personal.


Mi historia:

Siendo joven nunca tuve una clara aspiración profesional y cada poco tiempo cambiaba la idea de aquello a lo que me quería dedicar. Veterinaria, escritora, nutricionista, compositora de canciones, traductora de libros, maestra, publicista, locutora de radio... fueron algunas de mis aspiraciones. Me apasionaban la comunicación, la filología y la literatura, Aunque no me formé en letras, sino en ciencias de la salud. Con 18 años, llegó el momento de elegir una carrera, y precipitadamente acabé matriculada en una carrera universitaria que había encontrado en el último momento a través de una búsqueda desesperada por internet: Diplomatura en logopedia.

Acabé mis estudios en 2012, con 21 años, y enseguida me colegié y comencé a trabajar como logopeda en una clínica y en diferentes asociaciones. Durante este tiempo continué compatibilizando trabajo y formación con el objetivo de convertirme en una gran profesional. En 2013 decidí matricularme en un ciclo superior de integración social, una experiencia que transformó mi vida en todos los sentidos. Reconecté con aquello que me apasionaba y me llenaba de vida: mis ganas de cambiar el mundo.  Descubrí que era posible lograr aquello que había soñado desde pequeña. Reconocí mis talentos y mi verdadera vocación: emprender. Me sentía entusiasmada por la posibilidad de expandir mi creatividad y realizar mis propios proyectos, por lo que pasé a la acción y decidí continuar ofreciendo mis servicios como autónoma. 

A lo largo de estos años seguí formándome, especializándome y trabajando con todo tipo de personas y colectivos: infancia, adolescentes, inmigrantes, personas mayores y con diversidad funcional.  

A su misma vez, la vida, me fue llevando a comenzar a investigar sobre salud hormonal, sexualidad, feminismo e iniciar un proceso de crecimiento y transformación personal. Después de un tiempo transitando ese nuevo camino, me di cuenta de lo necesario que era compartir mi aprendizaje con otras mujeres. Por lo que decidí formarme como terapeuta menstrual y especialista en empoderamiento de la mujer.   

Desde entonces, me dedico a acompañar a personas, realizar terapias, impartir talleres, escribir, divulgar y crear contenido digital nutriéndome de mi experiencia, reinventándome continuamente y dejándome llevar por mi inquietud y curiosidad.