Infancia: preguntas y respuestas

19.02.2020

¡Hola! En el post de hoy quiero dar respuesta a algunas de las preguntas más frecuentes que suelen hacerme las familias con las que trabajo. Mi objetivo es que las personas adultas podamos comprender cómo funciona la mente de los niños y niñas y de qué forma se produce su desarrollo. Para ello dedico mucho tiempo a investigar lo que dice la neurociencia y los últimos estudios de mis grandes referentes en este área.

Muchas veces, a las personas adultas nos resulta muy complicado cambiar nuestra forma de educar y relacionarnos con lxs peques; ya que llevamos muy interiorizada la forma en que a nosotras nos educaron. Pero los tiempos cambian y antes no habían tantos estudios ni avances...ni el acceso a la información que tenemos ahora. Yo estoy convencida de que la infancia de hoy se merece responsabilidad por nuestra parte y que estemos a su altura y para ello es necesario formarnos e informarnos.

Espero arrojar luz.


A continuación, respondo a cinco preguntas muy habituales de una forma muy sencilla:

1. ¿Cuál es la edad adecuada para retirar el pañal?

Aquella en la que el niño o la niña esté preparado/a para ello. Y eso no viene marcado por una edad concreta, ni por la estación del año "ideal", ni por empezar el cole u otro factor que no respete las necesidades y el desarrollo de la criatura.

En muchas ocasiones la retirada del pañal se inicia de forma precipitada ya que la decisión se toma acorde con las necesidades de las personas adultas sin reflexionar lo suficiente si la criatura está realmente preparada.

2. ¿Por qué mi hijo/a llora por todo?

Muchísimas veces los niños y niñas lloran: cuando se caen, cuando les quitan un juguete, cuando se separan de su familia...

Si lo pensamos detenidamente...tiene bastante sentido que lloren ya que es una de sus formas naturales de comunicación pero...¿Como solemos actuar las personas adultas ante estas situaciones? Algunas de nuestras acciones son decirles: "NO PASA NADA", "NO LLORES POR ESO", incluso "SI SIGUES LLORANDO ME VOY A ENFADAR"... Lo hacemos constantemente sin planteárnoslo ya que por un motivo u otro nos incomoda que lloren y decirles esta serie de cosas parece que fuera lo correcto, pero...¿te imaginas que cuando tú llorases por algo que te importa te dijeran algo así?¿cómo te sentirías?

Hoy te propongo que cuando tu peque llore delante de ti, en lugar de centrarte en el malestar que te produce verlo/a llorar e intentar desesperadamente que deje de hacerlo...optes por algo distinto: simplemente regálale tu presencia y si te apetece hablarle puedes decirle "estoy aquí contigo". Acompañemos el llanto de lxs niñxs con amor, empatía y ternura. Sin juicios.

3. ¿Es normal que mi peque todavía no lea?¡Sus compis del cole ya lo hacen!

Neurológicamente, un niño o una niña menor de 5 años no tiene por qué estas preparado/a para empezar a leer. El proceso lectoescritor es mucho más complejo de lo que puede parecernos pero hay un montón de funciones que están implicadas, por lo que para que la lectoescritura de desarrolle sin dificultades hay que trabajar muchos aspectos anteriormente (algo que en la mayoría de las ocasiones no se refuerza lo suficiente en los coles ya que existe demasiada prisa por comenzar a leer y escribir cuanto antes).

4. ¿Necesita mi hijo/hija logopedia o atención temprana? 

La persona que debe valorar esto será siempre una especialista en atención temprana. Mi consejo es que seas sincera contigo misma y escuches tu intuición. En muchas ocasiones las familias no acuden a atención temprana porque su pediatra o en el cole les dicen que esperen porque el niño aún es pequeño. ¡Esto es un gran error! Ante cualquier necesidad, lo mejor es acudir a que te valore y asesore una especialista en atención temprana para que así pueda llevar un seguimiento de tu peque y ofrecerte aquello que necesite la familia. 

5. ¿Por qué mi hijo/a no para de moverse?

Si tu hijo/a no puede permanecer quieto/a durante mucho tiempo es porque: SU CEREBRO NO SE LO PERMITE. El instinto de aprendizaje hace que los niños y niñas quieran toquetear todo, experimentar, explorar y descubrir: de esta forma aprenden y se desarrollan. Además, la parte del cerebro que se encarga de las funciones de "control del movimiento" aún no está desarrollada por lo que pedir a lxs peques que estén sin moverse es ir en contra de su naturaleza. Poquito a poco irán aprendiendo las normas socioculturales para saber en qué momentos deben permanecer más tranquilos.


Si te ha gustado este artículo o te ha sido de utilidad, te animo a compartirlo para que así podamos llegar a más personas y ayudarlas en la crianza de sus peques.

 ¡Muchas gracias por leerme!

Patricia.


¿Te gustaría hacerme algún tipo de consulta? ¿Crees que podría ayudarte? Contacta conmigo para que valoremos tu caso y  te informaré sin compromiso de mis servicios.