Ginecología autogestiva

28.02.2020

¿Alguna vez has estado subida a la camilla de la consulta de ginecología preguntándote que te estaban haciendo?

¿Te han recetado la píldora anticonceptiva como solución a todos tus problemas?

¿Sueles salir de la consulta médica con dudas e insegura de ti misma?

Mi experiencia

Desde antes de los 20 años hasta el día de hoy he transitado patologías ginecológicas que han afectado gravemente a mi salud.  He perdido la cuenta del número de veces que he estado sentada en una consulta médica. 


Durante todos estos años ni se me ha informado, ni me han facilitado nada. Sino que se han normalizado mis dolores y se me ha sobremedicado. Se me ha tratado como una niña pequeña (en el mejor de los casos) ya que la mayoría de las veces me he sentido como un número, como un ente cuyo sentir no importaba lo más mínimo: vulnerable e indefensa abierta de piernas y con el cuerpo temblando subida en el potro de una consulta de ginecología. En el sistema público, cada vez me atendía una persona diferente y con prisas. Por más que busqué de forma privada, no encontré ningún ginecólogo/a que me escuchase o me tratase de la forma que yo necesitaba. 
Mi situación era cada vez más complicada. Me sentía perdida y desorientada. Los tratamientos y medicaciones no solucionaban nada. Hasta que llegué a un punto de inflexión. 


Hace unos años, después de una intervención en la que me extirparon un tumor de mama, sufrí una infección en el pecho para la que necesité varios meses de recuperación. Los dos primeros meses fueron en la cama. En todo ese tiempo en el que no podía hacer prácticamente nada, pude pensar y pasar muchas horas sola conmigo misma. Empecé a reflexionar e investigar sobre salud femenina... y así sin darme cuenta me inicié en la ginecología autogestiva.  

¿Qué es la ginecología autogestiva?

La ginecología autogestiva se origina con las mujeres que a través de la historia se han agrupado para compartir información y conocimientos sobre el cuerpo y la sexualidad: parto, ciclo menstrual, etc.  Antiguamente, en la luna nueva, cuando las mujeres menstruaban se apartaban del resto de la tribu para reunirse entre ellas y acompañarse, conformando los primeros círculos de mujeres en los que compartían su sentir y sus saberes. Tradicionalmente, las parteras, gracias a su sabiduría y experiencia eran las que acompañaban a la mujer en el parto. Más tarde, con el avance de la medicina, los hombres ocuparon el lugar de las mujeres tanto en la práctica como en la investigación. A día de hoy, la mujer vive totalmente desconectada de su cuerpo, hipermedicalizada y con escaso o nulo protagonismo en sus procesos.

En nuestros tiempos, el feminismo promueve la ginecología autogestiva como un movimiento político-pedagógico resaltando la importancia del autoconocimiento de la mujer a través de diferentes herramientas como la observación del ciclo menstrual, gestión de la fertilidad, creación de salud, etc. 

Desde hace décadas, las mujeres, en diferentes lugares del mundo, han estado buscando recuperar el poder sobre sus vidas, su salud y sus cuerpos; construyendo de forma colectiva conocimiento en torno al propio cuerpo: un acto puramente revolucionario.

Preguntas y respuestas

¿Qué se consigue a través de la ginecologia autogestiva? En primer lugar situarte en el centro, como protagonista de tu vida. Te convertirás en la responsable de tu salud. Con conocimiento y autoconocimiento podrás llevar a cabo decisiones informadas. Ganarás confianza, seguridad y autoestima. A su misma vez, ganarás bienestar. Crecerás personalmente. #SerConsciente se convertirá en tu forma de vida.

¿Por qué la medicina alópata (la de nuestro sistema público sanitario) no es efectiva? Uno de los motivos es que se considera al ser humano por partes en lugar de un todo. No se hace un abordaje biopsicosocial. En el área de la ginecología, por ejemplo, en el caso de una mujer con un trastorno hormonal no se puede hacer un correcto diagnóstico con una simple exploración física, sino que es fundamental abordar factores como el estrés, la ansiedad, la alimentación, etc. Y esto no se hace en la gran mayoría de los casos.

¿Cómo iniciarse en ginecología autogestiva? No existe un único camino, y de hecho, es un aprendizaje de por vida. Destacaría la importancia de dejar espacio para la introspección, la autoobservación y autoescucha...; y a partir de ahí fluir. Leer o seguir a otras mujeres que ya hayan iniciado este camino puede servir de gran inspiración. 

¿Por qué la necesidad de volver a "lo antiguo" o "lo natural"? La mayoría de las enfermedades actuales que afectan a la mujer están relacionadas con los ritmos de nuestra sociedad productiva o con la contaminación medioambiental: endometriosis, ansiedad, estrés, patologías derivadas desequilibrios hormonales, etc.  Creo en el poder sanador de reconectar con nuestros procesos naturales, nuestra esencia y la mujer salvaje que habita en nosotras.

Mi propuesta

Después de muchas (muchíííisimas) horas investigando y estudiando de forma autodidacta... me di cuenta de que compartir mi experiencia y conocimientos me hacía sentir muy bien, de hecho, me sentía más plena y feliz que nunca. Por ello decidí formarme profesionalmente para poder acompañar a otras mujeres en sus procesos. 

Estoy convencida de que no existen metodologías ni tratamientos ni explicaciones universales que sirvan para todos los cuerpos. Lo que es beneficioso para una mujer no tiene por qué serlo para otra, y viceversa. Por ello resalto, una y otra vez, la gran necesidad de que cada mujer se conozca a sí misma. 

Tanto en los talleres como en el acompañamiento individual, la mujer parte de su situación actual. Por lo que lo más importante, lo primero es situarse: a través de diferentes recursos y herramientas la mujer descubre dónde se encuentra respecto a su salud, su cuerpo, sus ciclos, su vida. 

Personalmente apuesto por terapias y tratamientos naturales al margen de la farmacología exacerbada que lejos de sanarnos, en muchas ocasiones repercute negativamente en nuestra salud. Sin embargo, defiendo que cada mujer practique aquello que le parezca mejor para ella, eso sí, desde la información y el consentimiento. 


Únete a Tribu Cíclica: grupo privado en facebook